Xenón

El Xenon se encuentra en la atmósfera de la tierra en forma de trazas, pero también está presente como gas en algunas fuentes de agua mineral y en los meteoritos. Para el ser humano se clasifica entre los gases asfixiantes, aunque no tóxico. El aire es la fuente comercial de este elemento. Conoce a continuación, sus propiedades, aplicaciones y características.

¿Qué es el Xenón?

Es uno de los elementos químicos de la tabla periódica y se considera un gas pesado. Aproximadamente un litro de Xenon llega a pesar 5,842 gramos. Este es el único de los gases nobles que, a temperatura ambiente es capaz de formar compuestos químicos estables, tales como el Tetrafluoruro, Hexafluoruro de Xenón y Perxenato de Sodio. 

Símbolo del Xenón 

Xe
Este elemento se sitúa en el grupo 18 de la tabla periódica con una masa atómica de 131,293 y número atómico 54. Tiene nueve isótopos estables y 20 inestables.

Características del Xenón

Comparte con el resto de gases nobles algunas cualidades tales como que tiene valencia cero, es muy pesado y no tiene color, ni olor. Además, cuando está encerrado en un tubo y se le aplica una descarga eléctrica es capaz de emitir una luz azul. Otras características del Xenón:

  • Reactividad química: En condiciones normales muestra una reactividad muy baja. 
  • Apariencia: Es incoloro e inodoro.
  • Estado: Su estado natural es gaseoso no magnético.
  • Estructura: Cúbica centrada en las caras.

Propiedades químicas y físicas del Xenón

  1. Número atómico: 54
  2. Serie química: Gases nobles
  3. Periodo: 5
  4. Bloque: p
  5. Densidad: 5,9 kg/m³
  6. Calor específico: 158 J 
  7. Radio covalente (Å): 130
  8. Radio atómico: 108
  9. Electronegatividad: 2,6
  10. Estado de oxidación: 0
  11. Punto de fusión: 161,4 K
  12. Punto de ebullición: 165,1 K
  13. Velocidad del sonido: 1090 m/s a 293,15 K
  14. Entalpía de fusión: 2,297 Kj/mol
  15. Entalpía de vaporización: 12,636 kJ/mol
  16. Configuración electrónica: [Kr] 5s24d105p6
  17. Masa atómica (g/mol): 131,293

Origen del Xenón

El nombre deriva viene de la palabra griega xenos que tiene como significado extraño y fue el primer gas que se logró sintetizar. Fue descubierto en el año 1898 por los químicos británicos Morris Travers y William Ramsay cuando obtuvieron residuos luego de evaporar componentes de aire líquido.

¿Para qué sirve el Xenon?

Este gas es utilizado para fabricar dispositivos emisores de luz, tales como lámparas estroboscópicas, bactericidas y tubos electrónicos. De igual forma, en lámparas usadas para provocar láseres de rubí, las cuales generan luz coherente. Conoce más aplicaciones de este gas inerte: 

Gas 

En estado gaseoso sirve como componente de lámparas de Xenón, pues al recibir una descarga eléctrica genera una especie de iluminación similar a la luz del día. También, se utiliza a fin de minimizar el riesgo de explosiones que están asociadas con propulsión química. Además, para el llenado de tubos de radio y televisión, así como en las plantas de energía nuclear. 

Combustible e industria

Como combustible es ideal en los sistemas de propulsión eléctrica que se utilizan en los viajes espaciales. Además, se usa en la manufactura de faros de vehículos y en fotocopiadoras e impresoras como agente para que la tinta se pueda sellar a la hoja.

Líquido 

En estado líquido se utiliza como un disolvente en reacciones químicas y espectroscopia infrarroja. También, se emplea en sondas centrales nucleares y cámaras de burbujas. 

Gas anestésico y medicinal 

En el año 1951 se identificó el Xenón como un anestésico. Cuando se administra con 30% de Oxígeno es capaz de generar una potente anestesia, pero su uso no está aprobado en seres humanos. Es insoluble en tejidos corporales y en la sangre, lo que hace que influya en una rápida inducción y pronta recuperación. 

También, se utiliza en algunos aparatos para realizar imágenes médicas, tales como los rayos X y resonancias. Además, lo usan en algunos medicamentos para tratar algunos tipos de cáncer. Por otro lado, se utiliza en el área de oftalmología para terapias con láser y en el campo de dermatología para eliminar lesiones cutáneas.

Luces de Xenón

El gas Xenón es muy popular en la fabricación para faros de automóviles, aunque su costo es alto. Este tipo de luces constan de una ampolla de cristal con gas Xenón en su interior en lugar de un filamento. El resultado son unas potentes luces de bajo consumo y perfectas para conducir en condiciones de mucha niebla. 

En definitiva, el Xenon es un gas inerte que junto a otros gases forman parte de la tabla periódica. Se encuentra en pequeñas trazas en meteoritos y minerales y comercialmente se puede obtener por extracción del aire líquido. Aunque no es muy reactivo puede formar compuestos químicos.

Otros elementos de la tabla periódica: