Seaborgio

Es un elemento que no se encuentra de forma natural, más bien es producido de manera artificial. De hecho, para obtenerlo tienen que bombardear otros elementos que acepten partículas atómicas con facilidad. Además, presenta ciertas similitudes con el Wolframio. A continuación, conoce quién descubrió el Seaborgio, cuáles son sus propiedades y el origen de su nombre.

¿Qué es el Seaborgio?

Se trata del elemento con el número atómico 106, es transactínido, sintético, transuránico, radiactivo y parte de la serie química de los metales de transición. Además, según los científicos probablemente sea sólido, metálico y de una tonalidad plateada, grisácea o blanca. 

Símbolo del Seaborgio

Sg
La simbología es, las siglas que se derivan de su nombre, el cual fue dado en homenaje al químico Glenn Seaborg, gracias a su participación directa en el descubrimiento de numerosos elementos actínidos.

Características del Seaborgio

Entre las propiedades del Seaborgio se encuentra una masa atómica de 269 uma, 106 electrones dentro de su núcleo y un enlace covalente. Sin embargo, se sabe poco acerca de sus puntos de fusión y ebullición. Aprende más datos del elemento seguidamente:

  • Estado: Se presume que su estado de agregación ordinario es sólido.
  • Aspecto: Aunque sea desconocido, es probable que tenga un tono blanco, plateado o gris.
  • Radiactividad: Es un elemento muy radiactivo.
  • Estabilidad nuclear: Es inestable, su núcleo se descompone y no puede mantener los protones y neutrones juntos.
  • Posición: Por su posición en la tabla periódica, se espera que posea propiedades parecidas con las del Tungsteno.
  • Propiedades metálicas: Es posible que sea metálico.
  • Periodo de semidesintegración: Su vida media es muy corta, por ejemplo, el isótopo 271Sg vive un aproximado de 2,4 minutos.
  • Isótopos: Hoy día se conocen 12 isótopos, entre ellos se encuentra el 259Sg, 260Sg, 263Sg y 271Sg, siendo este último el más estable de todos.

Propiedades químicas y físicas del Seaborgio

  1. Número atómico: 106
  2. Óxido: Desconocido
  3. Estados de oxidación: +6
  4. Densidad (g/ml): 35,000 g/cm³
  5. Radio covalente (Å): 143 pm 
  6. Radio atómico (Å): Sin datos
  7. Punto de ebullición: Sin datos
  8. Calor específico: Sin datos
  9. Masa atómica (g/mol): 269 u
  10. Velocidad del sonido: Sin datos
  11. Electronegatividad: Sin datos
  12. Volumen atómico: Sin datos
  13. Configuración electrónica: [Rn] 7s2 5f14 6d
  14. Electrones por nivel: 2, 8, 18, 32, 32, 12, 2 
  15. Punto de fusión: Sin datos
  16. Entalpía de fusión: Sin datos
  17. Primera energía de ionización (eV): 730 kJ/mol 

Origen del Seaborgio

El elemento Seaborgio tuvo un descubrimiento simultáneo por dos grupos científicos diferentes. El primer equipo eran investigadores norteamericanos dirigidos por Albert Ghiorso en el laboratorio Lawrence Berkeley, Universidad de California, durante junio del año 1974. Allí se creó el isótopo 263Sg, el cual tiene una vida media de 0,48 segundos.

Asimismo, el otro grupo eran químicos dirigidos por Georgii Flerov, quienes realizaron su descubrimiento en septiembre del año 1974. Además, produjeron el isótopo 259Sg, con una vida media de 0,48 segundos, dentro del Instituto Conjunto para la Investigación Nuclear de Dubna, Rusia.

El hallazgo produjo diversas disputas acerca de su reconocimiento. Por otra parte, se confirmó que el equipo estadounidense nombraría al elemento. Con todo, en el año 1992 un comité internacional determinó que ambos laboratorios, tanto Berkeley como Dubna, tenían que compartir el crédito del descubrimiento.

¿Para qué sirve el Seaborgio?

En la actualidad no existen muchos usos del Seaborgio. Su estado reactivo lo vuelve muy tóxico a los organismos y, por esta razón, no presenta ningún protagonismo biológico. De todos modos, no cuenta con el tiempo para tener una aplicación comercial, gracias a su vida media tan breve. Sin embargo, suele emplearse dentro del área científica a fin de investigar, experimentar y fabricar.

Obtención del Seaborgio

El primer método fue por parte de los rusos, quienes bombardearon isótopos de Plomo con iones de alta energía de Cromo. Por otro lado, en el caso de los norteamericanos colisionaron iones de Californio con iones de Oxígeno. El resultado fue que ambos grupos de científicos tuvieron éxito, y produjeron isótopos de Seaborgio. No obstante, la forma más común de producirlo es con la segunda prueba al bombardear el 249Cf con 18O.

Denominación del Seaborgio

Ocurrió una polémica sobre quien lo descubrió, por lo que la IUPAC aprobó de forma temporal el apelativo Unnilhexio, cuyo símbolo era Unh, conforme a la Denominación Sistemática de Elementos. Luego, un comité de la IUPAC en el año 1994 sugirió que el elemento 106 se llamara Rutherfordio. 

Además, acogió la norma de que ningún elemento puede ser nombrado en homenaje a un personaje todavía vivo. Esta decisión fue muy criticada por la Sociedad Estadounidense de Química. Por lo tanto, se reconoció el nombre Seaborgio a nivel internacional, como parte de un convenio que implicaba los elementos 104 a 108.

En resumen, el Seaborgio es un elemento químico, artificial, transactínido, radiactivo y transuránico. Además, los científicos predicen que se trata de un sólido de aspecto metálico, gris, blanco o plateado. No posee aplicaciones comerciales, pero sí para investigaciones científicas.

Otros elementos de la tabla periódica: