Polonio

El Polonio es un elemento radiactivo que está presente en la corteza terrestre bajo  estado natural en mínimas concentraciones. Es altamente volátil y dispone de un bajo punto de fusión. Además, su composición incluye 41 isótopos tóxicos, razón por la cual debe ser manipulado con extremo cuidado. Aprende otras de sus características, quien lo descubrió, el origen de su nombre y usos modernos.

¿Qué es el Polonio?

Es un metaloide o semimetal de la tabla periódica signado con el número atómico 84. Su color es gris plateado y se halla en el ambiente en forma de 2 alótropos. Es un metal muy reactivo, con prestaciones parecidas al Bismuto y Telurio. Además, dada su bajo punto de fusión, consta de características semiconductoras estables. 

Símbolo del Polonio

Po
Su nombre se origina de Polonia, país donde se originó su descubrimiento. Era el país natal de la científica Marie Curie, su descubridora y en su honor se le dio esa denominación. 

Características del Polonio 

El elemento Polonio está ubicado en el grupo 16 bajo el símbolo Po en la tabla periódica. Es un semimetal que posee propiedades entre metales, los no metales y porque presenta conductividad eléctrica al disminuir su temperatura. Además, es tan volátil que se reduce un 50% tras unas 45 horas en el aire a una temperatura no mayor de 54,8 °C. Consta de 41 isótopos, todos inestables. Otras características son:  

  • Estado: Sólido. 
  • Color: Gris plateado.
  • Sabor y olor: Es inodoro, con un leve sabor metálico. 
  • Toxicidad: Alta, 10.000 veces más que el veneno cianuro, unos pocos microgramos pueden ser letales para el ser humano.
  • Radiactividad: Elevada, es uno de los elementos más radioactivos al emitir partículas alfa tóxicas. 
  • Reactividad: Moderada, reacciona con el aire de forma suave y no interactúa con el agua.  
  • Estructura: Es monoclínica, es decir consta de un eje binario con un plano perpendicular. No obstante, en función de la temperatura cambia, si es baja forma un alótropo amarillo cúbico y si es alta es tetragonal de color rojo.
  • Solubilidad: Baja, se disuelve rápido en ácidos y poco soluble en alcalinos.
  • Composición: Formado con 84 electrones y protones, acompañados de 126 electrones.  

Propiedades químicas y físicas del Polonio   

  1. Número atómico: 84
  2. Período: 6
  3. Bloque: P
  4. Grupo: 16
  5. Radio medio: 190 pm
  6. Densidad: 9196 Kg/m³ 
  7. Punto de fusión: 254 ° C 
  8. Radio atómico: 135 pm
  9. Electronegatividad: 2,0
  10. Estado de oxidación: 6, 4, 2, -2
  11. Radio covalente (Å): 146pm
  12. Punto de ebullición: 962° C 
  13. Electrones por capa: 2, 8, 18, 32, 18, 6
  14. Primer potencial de ionización(eV): 812, 1kJ/mol
  15. Configuración electrónica: [Xe] 4f14 5d10 6s2 6p4
  16. Masa atómica (g/mol):  209,9824 u
  17. Conductividad térmica:  20 W / (Km)
  18. Conductividad eléctrica: 2,19 x 106 S/m

Origen del Polonio 

El Polonio elemento químico fue descubierto por Marie Curie en 1898. Se encontraba junto a su esposo analizando las causas de la radiactividad del mineral Pechblenda o Uraninita. En primera instancia, se le dio la denominación Radio F, pero se le renombró en honor al lugar de nacimiento de Marie Curie, Polonia. Lograron aislarlo del Uranio, Radio y Bismuto mediante un electroscopio y emisiones de radiación. Las muestras que eran más radiactivas, provenían del elemento.

¿Para qué sirve el Polonio?

Pese a que los usos del Polonio se ven limitados por su alta radiactividad, se emplea en dispositivos diseñados para eliminar cargas estáticas de artículos textiles. Además, si se mezcla con Berilio se convierte en una buena fuente de neutrones. Se utiliza en cepillos que limpian el polvo en películas fotográficas. También, gracias a que es una fuente de calor liviana, se usa en satélites espaciales, dónde es capaz de formar altas temperaturas y emitir energía. 

¿Qué es el Polonio 210?

Es un isótopo del Polonio radiactivo que dispone de grandes cantidades de energía y se utiliza como un emisor de calor en el sector espacial. Además, es un elemento altamente tóxico presente en la corteza terrestre y plantas de tabaco en mínimas concentraciones. Es capaz de emitir radiaciones de corto alcance, que se expanden con lentitud en el ambiente. Entra en el organismo al ingerir sólidos o líquidos contaminados. 

Envenenamiento con Polonio

La dosis mortal para el ser humano es menos de 10 microgramos, lo que convierte al Polonio en un compuesto más venenoso que el Cianuro. Puede entrar al cuerpo por heridas, ingesta de bebidas, sólidos contaminados e inhalación de las partículas alfa emitidas por el metal. Aun así, el organismo tolera una mínima dosis que luego desecha de forma natural. No obstante, el envenenamiento se produce cuando la exposición es prolongada y se ingiere en grandes cantidades. Los síntomas y efectos son: 

  • Náuseas, diarrea y vómitos.
  • Deshidratación y salivación exagerada.
  • Fatiga intensa y cuadro febril.
  • Tensión baja.
  • Pérdida del cabello.
  • Fuertes dolores gástricos.
  • Daños severos en riñones y pulmón.
  • Falla del sistema inmunológico, hasta provocar la muerte.

En conclusión, este metaloide destaca por su alta radiactividad, lo que hace que tenga pocas aplicaciones en el sector industrial. El único isótopo que se emplea en la industria, el Polonio 210 se utiliza para emitir calor y producir energía.

Otros elementos de la tabla periódica: