Neptunio

Actualmente se conocen unos 25 isótopos del Neptunio, algunos de ellos provenientes de la naturaleza. Aun así la mayor parte se produce de manera sintética en los laboratorios.  Puesto que es un elemento fisionable ha sido útil para la industria espacial y militar. Aquí tienes toda la información relevante sobre este elemento químico. 

¿Qué es el Neptunio?

El elemento químico Neptunio es un transuránico de la tabla periódica que se encuentra en la cuarta posición de la familia de los actínidos. Su color es blanco plateado, presenta similitudes químicas con el Uranio y forma algunos compuestos binarios con el Carbono, Hidrógeno, Oxígeno, Fósforo, los Halógenos y el Azufre. También, tiene diversos grados de oxidación como desde el +3, hasta el +7, siendo el +5 el que tiene más estabilidad. 

Símbolo del Neptunio

Np
Se sitúa en el grupo 3, periodo 7 de la tabla periódica con el número atómico 93 y una masa atómica de 237. Cuenta con 24 radioisótopos siendo el más estable el Neptunio 237 que tiene una vida media de 2,14 millones de años. Su nombre hace referencia al planeta y el dios del mar, según antiguos relatos mitológicos de Roma. 

Características del Neptunio

Este es uno de los metales con más reactividad, sus iones son propensos a la hidrólisis y a la formación de compuestos de coordinación. En temperatura normal cuando es expuesto al aire se oxida superficialmente pero la oxidación se incrementa en cuanto la temperatura se eleva. Su punto de ebullición supera los 3000 grados y en estado líquido su temperatura es mayor. Otras de las características del Neptunio son: 

  • Reacción química: Con el oxígeno reacciona y es capaz de liberar hidrógeno por descomposición del vapor de agua, también con ácidos.
  • Brillo: Metálico.
  • Estado: Sólido en estado natural.
  • Estructura: Ortorrómbico, Tetragonal y Cúbico.
  • Punto de fusión: Relativamente bajo, se funde a unos 639° C.

Propiedades químicas y físicas del Neptunio

  1. Número atómico: 93
  2. Periodo: 7
  3. Bloque: f
  4. Radio medio: 175
  5. Punto de fusión: 910 K 
  6. Densidad: 20250 kg/m3
  7. Electronegatividad: 1,36
  8. Entalpía de fusión: 5,19 Kj/mol
  9. Punto de ebullición: 4273 K
  10. Conductividad térmica: 6,3 W
  11. Configuración electrónica: [Rn] 5f46d17s2

Origen del Neptunio

El descubrimiento del Neptunio sufrió altibajos y unos de los intentos fallidos fueron en el año 1934 por Enrico Fermi. El científico afirmó erróneamente que había descubierto el elemento 93, al crear la hipótesis de bombardear Uranio con neutrones.

Luego, en el año 1938 la química Yvette Cauchois y el físico Horia Hulubei afirmaron que habían encontrado el elemento en una muestra de mineral natural, pero era un informe falso. Entonces, en el año 1940 el químico Edwin Mattison McMillan y el físico Philip Hauge Abelson, lo obtuvieron por primera vez al bombardear Uranio con deuterones de gran velocidad. Para ello, utilizaron una máquina conocida como ciclotrón a fin de ralentizar los neutrones y dirigirlos a un objetivo de Uranio 238.

¿Para qué sirve el Neptunio?

Puesto que es un metal fisionable lo utilizan como combustible para armas nucleares, y en la industria militar y espacial. Además, se emplea en estudios de física y química, pero debido a su reactividad y peligros los usos del Neptunio no son tan extensos. Aquí se resumen sus principales aplicaciones:

Industria

Los científicos utilizan el Neptunio 237 para elaborar Plutonio 238, el cual es usado para generar energía nuclear que es utilizada en la industria espacial. También, se le da utilidad en la fabricación de transbordadores espaciales, faros y para la alimentación de satélites. Incluso, se usa en investigaciones de física nuclear en búsqueda de crear un aparato con capacidad de detectar neutrones de alta energía. 

Aunque no se es posible afirmar que se haya fabricado un arma nuclear con Neptunio, es cierto que, en el 2002 se creó la primera masa nuclear con este metal y capas de Uranio. Esto dejó claro que este elemento sirve para la fabricación de bombas. 

¿Cómo se obtiene el Neptunio?

El Neptunio elemento se obtiene como subproducto de manera abundante en la elaboración del 239 Plutonio. Para obtener en forma metálica se debe reducir el Trifluoruro de Neptunio con vapor de Bario a unos 1,20 grados centígrados. 

El Neptunio y la salud

Es peligroso y reactivo, por lo que podría ocasionar daños mortales al acumularse en el tracto digestivo, hígado y huesos donde originaría cáncer. De hecho, su toxicidad es tal, que es capaz de penetrar equipos de protección como guantes, por lo que su manipulación debe ser muy cuidadosa.

En conclusión, el símbolo del Neptunio es Np y es un elemento transuránico que se encuentra en la tabla periódica, de color blanco plateado. Solo es utilizado en la industria nuclear y espacial, pero debido a su reactividad no es utilizado en la vida cotidiana, ya que podría causar graves daños en la salud.

Otros elementos de la tabla periódica: