Metales de transición

Los metales de transición están presentes en la vida cotidiana, en elementos de uso común tales como los utensilios para comer, en los vehículos y hasta en la sangre. Forman parte de uno de los grupos más grandes e importantes de la tabla periódica y tienen características muy específicas. A continuación, apunta qué son, cuáles son sus elementos más importantes y las aplicaciones más relevantes.

¿Qué son los metales de transición?

Se define como metales de transición a aquellos elementos que están situados en la parte central del sistema periódico, en el bloque d. Se caracteriza principalmente por incluir su configuración electrónica en el orbital d, parcialmente lleno de electrones. También, se define como aquellos metales cuyo átomo posee una subcapa incompleta, que puede llegar a generar cationes con la misma particularidad.

Cabe destacar que este grupo está formado por 40 elementos químicos que van del 21 al 30, del 39 al 48, del 71 al 80 y del 103 al 112. Se les conoce como metales de transición por su estabilidad, ya que no poseen la necesidad de reaccionar con otro elemento. En otras palabras, cuando le falta un electrón a la capa externa para estar completa, este los toma de una capa interna y así sucesivamente. A este fenómeno se le conoce como transición electrónica.

Elementos pertenecientes al grupo de metales de transición

  1. Titanio (Ti)
  2. Cromo (Cr)
  3. Escandio (Sc)
  4. Vanadio (V)
  5. Hierro (Fe)
  6. Níquel (Ni)
  7. Manganeso (Mn)
  8. Zinc (Zn)
  9. Cobalto (Co)
  10. Cobre (Cu)
  11. Zirconio (Zr)
  12. Molibdeno (Mo)
  13. Rutenio (Ru)
  14. Itrio (Y)
  15. Niobio (Nb)
  16. Tecnecio (Tc)
  17. Paladio (Pd)
  18. Plata (Ag)
  19. Rodio (Rh)
  20. Lutecio (Lu)
  21. Cadmio (Cd)
  22. Wolframio (W)
  23. Osmio (Os)
  24. Renio (Re)
  25. Tantalio (Ta)
  26. Iridio (Ir)
  27. Mercurio (Hg)
  28. Platino (Pd)
  29. Laurencio (Lr)
  30. Oro (Au)
  31. Dubnio (Db)
  32. Bohrio (Bh)
  33. Hassio (Hs)
  34. Darmstatio (Ds)
  35. Seaborgio (Sg)
  36. Meitnerio (Mt)
  37. Copernicio (Cn)
  38. Roentgenio (Rg)
  39. Hafnio (Hf)
  40. Rutherfordio (Rf)

Principales características

Una de las características de los metales de transición que mejor los identifica es el hecho de que se encuentran en la parte central de la tabla periódica. Además, incluye el orbital d parcialmente lleno de electrones en la configuración electrónica. Otros aspectos destacados se resumen de la siguiente manera:

  • Son metales típicos. En otras palabras, puede decirse que tienen puntos de fusión y ebullición elevados, son duros y excelentes conductores de electricidad y calor. Son versátiles en los estados de oxidación y alcanzan altas cargas positivas.
  • Está conformado por el elementos químicos que van del 21 al 30 tales como el Hierro, Cobalto, Níquel, Escandio, Titanio, Vanadio, Cromo, Manganeso, Cobre, Zinc y del 39 al 48 por Itrio, Circonio, Niobio, Rodio, Molibdeno, Tecnecio, Rutenio, Paladio, Plata, Cadmio.
  • Del 71 al 80 Lutecio, Hafnio, Iridio, Tantalio, Wolframio, Renio, Osmio, Platino, Oro, Mercurio y del 103 al 112 por Lawrencio, Roentgenio, Rutherfordio, Dubnio, Seaborgio, Bohrio, Hassio, Meitnerio, Darmstadtio, Copernicio.
  • Cuentan con una estructura compacta, son dúctiles, maleables y son sólidos en temperatura ambiente con excepción del mercurio. Además, tienen un papel importante en los procesos biológicos.

En comparación con otros grupos, los metales de transición son muy diferentes y se relacionan entre sí, más por periodos que por grupos, que es lo normal. A nivel químico son menos metálicos, pero más duros desde el punto de vista físico.

Usos y propiedades de los metales de transición

Este grupo de metales se encuentra presente en la vida diaria. Están disponibles en la naturaleza, no de forma pura, pero sí formando minerales, sulfatos, óxidos y carbonatos. Dentro de sus propiedades y usos más destacados se pueden mencionar:

  • Cuentan con una excelente actividad catalítica, pues forma catalizadores homogéneos y heterogéneos, ideales para su uso en distintos procesos químicos.
  • Debido a la forma en cómo se encuentran estructurados, tienen la capacidad de formar iones y complejos coloreados. La diferencia de energía determina el color de la luz absorbida reflejando distintas tonalidades.
  • Pueden actuar con distintos números de oxidación debido a los huecos en los orbitales d. Además, tienen la tendencia a formar aniones, amoniaco, cianuro, oxalatos, variando significativamente las propiedades de estos.
  • A nivel físico se consideran metales de gran dureza, con puntos de fusión y ebullición elevados, con excelente nivel de conducción de electricidad y calor. Esto se debe a la capacidad de los electrones del orbital d de ubicarse dentro de la red metálica.
  • Dentro de las propiedades químicas se pueden mencionar la capacidad de formar aleaciones entre ellos, generando resultados asombrosos. Además, sus potenciales normales pueden ser menos negativas, estando dentro de ellos los metales nobles.
  • Se hidrolizan con facilidad. También, ofrecen coloraciones fuertes y paramagnéticas.

En conclusión, los metales de transición son un grupo grande de elementos químicos de la tabla periódica con habilidades esenciales. Se pueden encontrar en la vida diaria, incluyendo los procesos biológicos del cuerpo, por lo que son muy apreciados a nivel químico y físico.