Metales alcalinos

¿Conoces los metales alcalinos de la Tabla Periódica? Estos forman parte de los elementos conocidos como Metales y que abundan en gran manera en la naturaleza. Sin embargo, al ser alcalinos se distinguen por tener propiedades específicas, lo que hace alusión al carácter básico de sus óxidos. A continuación, conoce de cerca estos elementos y apunta sus características principales.

¿Qué son los Metales Alcalinos?

Se conocen como metales alcalinos a un conjunto de elementos que integran una serie química y se ubican en el grupo 1 del sistema periódico. A esta categoría pertenecen el litio, sodio, potasio, rubidio, cesio y francio. Destacan por ser químicamente muy activos, son blandos y se encuentran en la naturaleza en forma de sales.

Todos los metales pertenecientes al grupo de los alcalinos se caracterizan por tenerpor tener un solo electrón en su último nivel de energía o capa más externa. Además, cuentan con la tendencia de perder ese electrón y reaccionar con los no metales, debido a la baja ionización y a la poca afinidad electrónica. Son poco polarizables y muy estables.

Elementos pertenecientes al grupo de metales alcalinos

  1. Sodio (Na)
  2. Cesio (Cs)
  3. Potasio (K)
  4. Litio (Li)
  5. Francio (Fr)
  6. Rubidio (Rb)

Características principales

El nombre de los metales alcalinos se debe al término árabe alqali que significa cenizas. Esto se debe a que los primeros compuestos de sodio y potasio se envolvían en este material para preservar su pureza y protegerlos de la humedad.  Otras características de los elementos que pertenecen a este grupo son:

  • A nivel químico, se les conoce como alcalinos debido a los hidróxidos que forman estos al disolverse en agua. Son bases fuertes o álcalis.
  • Todos poseen un solo electrón en su capa más externa con tendencia a perderlo y con los que forman un ion monopositivo M +. Por ello, puede decirse que todos tienen propiedades similares entre sí.
  • En cuanto a la configuración electrónica es ns1. Son los elementos iniciales de la tabla periódica y se les conoce por estar en la zona s. Aunque el hidrógeno se encuentra en esta parte, no es un metal alcalino.
  • Se obtienen por electrólisis de sales fundidas debido a que no se encuentran de manera libre en la naturaleza.
  • El sodio, el litio y el potasio se encuentran de forma abundante en el mar, la tierra y en el cuerpo de los seres vivos. El rubidio y el cesio son radiactivos y por lo tanto más escasos, al igual que el francio.

Algunos de los ejemplos de metales alcalinos más comunes es el sodio en la sal de mesa. También, se puede encontrar el potasio en los fertilizantes, el litio en las baterías y en las celdas solares. El litio también sirve en tratamientos médicos, el rubidio y el cesio en la elaboración de relojes y el francio se usa en experimentos científicos.

Propiedades físicas y químicas de los metales alcalinos

Estos compuestos han sido ampliamente estudiados, a excepción del francio por su naturaleza radiactiva. Se conocen como elementos estables, solubles en agua que se pueden combinar para formar compuestos de gran complejidad. Algunas de sus propiedades más destacadas son:

Físicas

  • Todos los elementos de este grupo son plateados, excepto el cesio que es dorado.
  • Son excelentes conductores de electricidad y calor. Además, cuentan con puntos de fusión bajo que disminuyen con el número atómico.
  • Se trata de una estructura cristalina no empaquetada con densidades más bajas que otros metales. Un ejemplo de ello es que el litio, el sodio y el potasio flotan en el agua.
  • Poseen colores distintivos y diferentes. Las sales de litio dan color carmesí, las de sodio un tono amarillento, el rubidio produce un color rojo con tonalidades azules, el potasio da un color violeta y el cesio un tono azul.

Químicas

  • Pueden alcanzar un estado de oxidación +1, debido a su configuración electrónica de valencia ns1. Esto se traduce en la pérdida del electrón con facilidad, lo que le permite alcanzar la configuración de gas noble.
  • Son más reactivos que otros elementos debido a la baja energía de ionización, lo que disminuye a medida que se incrementa el radio atómico. Esto explica también la capacidad de formar iones M + en condiciones acuosas.

En conclusión, los metales alcalinos de la tabla periódica se encuentran ubicados en el grupo 1, en la zona s. Se caracterizan por ser muy reactivos y tener densidades muy bajas. Además, no se consiguen en la naturaleza de forma elemental, sino en forma de sales.