Arsénico

El Arsénico es un elemento y mineral ampliamente distribuido en la naturaleza. Sus fuentes principales son las aguas, suelos, alimentos y aire. Es resistente sin deteriorarse y se combina en su forma natural con otros minerales para formar compuestos, muy utilizados en la industria. A continuación, se detallan sus características, usos y más.  

¿Qué es el Arsénico?

Es un elemento químico perteneciente a la familia de los metaloides o semimetales de la tabla periódica. Es de color gris brillante de número atómico 33 capaz de formar compuestos venenosos por su alta toxicidad. Además, presenta un estado sólido en forma de sulfuros utilizado en la fabricación de cristales como limpiador de impurezas y en la elaboración de gases tóxicos.  

Símbolo del Arsénico 

As
El nombre proviene del persa zarnikh, oropimente amarillo y del griego arsenikon que significa varonil. En la antigüedad, era usado como un pigmento amarillo que los griegos relacionaban con el sexo masculino, razón de su nombre. Además, los romanos le dieron el título oropimente dada su intensa tonalidad amarilla.

Características del Arsénico 

Es un metaloide porque presenta propiedades medias entre los metales de transición y los no metales. Está ubicado en el período 4 y grupo 15 de la tabla periódica bajo el símbolo As. Otras características del Arsénico son:  

  • Estado: Sólido ordinario.
  • Color: Gris metálico.
  • Sabor y olor: No presenta un sabor distintivo, pero su olor se asemeja al del ajo. 
  • Alotropía: Presenta tres estados alotrópicos, el gris, amarillo y negro. En estas tres facetas conduce electricidad, calor y forma gases al evaporarse. 
  • Toxicidad: Varía por los compuestos que forma, según sean orgánicos, el más tóxico, inorgánicos y gas arsina. 
  • Reactividad: Muy violenta, más que todos con halógenos y oxidantes fuertes, hasta el punto de causar incendios. 
  • Estructura: Varía en función de su forma alotrópica. La gris y amarilla son romboédricas y el negro es hexagonal.
  • Solubilidad: El Arsénico en el agua es insoluble, pero se disuelve con facilidad en ácidos fuertes.  

Propiedades químicas y físicas del Arsénico   

  1. Número atómico: 33
  2. Período: 4
  3. Bloque: P
  4. Grupo: 15
  5. Estado de oxidación: +3, -3, 5
  6. Radio covalente (Å): 1,19pm
  7. Radio iónico: 0,47
  8. Radio medio: 1,15 pm
  9. Densidad:  5,72 Kg/m3
  10. Primer potencial de ionización(eV): 10,08 
  11. Punto de ebullición: 613° C 
  12. Punto de fusión: 817° C 
  13. Radio atómico: 1,39 pm
  14. Electrones por capa: 2, 8, 18, 5
  15. Electronegatividad: 2,1
  16. Calor específico:  330 J / (K kg)
  17. Configuración electrónica: [Ar] 3d104s24p3
  18. Masa atómica (g/mol):  74, 922u
  19. Conductividad térmica:  50 W / (Km)

Origen del Arsénico 

Este elemento data de fechas a.C., ya que era conocido en la cultura egipcia y se utilizaba como colorante de metales. Además, en el siglo IV recibe el nombre de Arsénico, debido a su color amarillo parecido al oro. Posteriormente, en el año 1250 fue descubierto gracias al químico alemán Alberto Magno, quien lo catalogó como un elemento y mineral. No obstante, en 1633 fue Brandt quien lo estudió a profundidad y logró aislarlo para formar compuestos. 

¿Para qué sirve el Arsénico?

Las aplicaciones del Arsénico se extienden a la elaboración de aleaciones de cobre y plomo, pigmentos, textiles, adhesivos metálicos, papel y en el procesamiento de vidrio. Además, se utiliza en el curtido de pieles, fabricación de aditivos, productos farmacéuticos y plaguicidas. Otros usos comunes son: 

  • Los compuestos arseniato de plomo y cromo se emplean para preservar la madera.
  • El arseniuro de galio se utiliza como un semiconductor en circuitos eléctricos. 
  • El Arsénico se usa en la construcción de diodos LED y láser.
  • Se emplea en la producción de venenos y herbicidas potentes.
  • Se usa para decorar vidrios y cristales.
  • Es un ingrediente activo de alimentos de animales en la prevención de enfermedades.
  • Es utilizado en bajas cantidades en tratamientos contra el cáncer tipo leucemia.
  • Se emplea en la fabricación de soluciones médicas contra la psoriasis.

¿Qué hace el Arsénico en el cuerpo humano?

Es bien sabido que este elemento químico está presente en algunos alimentos y agua con una baja concentración. No obstante, una exposición alta y prolongada puede ser perjudicial a la salud. No es exagerado decir que ocasiona graves lesiones cutáneas, cáncer, diabetes, neurotoxicidad y enfermedades cardiovasculares. Otros efectos de intoxicación por Arsénico son:

  • Irritación en el estómago e intestinos.
  • Disminución de la formación de glóbulos rojos y blancos. 
  • Afecta la piel provocando erupciones.
  • Causa infertilidad y abortos.
  • Provoca daños cerebrales en mujeres y hombres.
  • En su estado inorgánico, daña el ADN humano.
  • Debilita el sistema inmune ante infecciones.
  • Afecta de forma considerable al sistema nervioso.

En conclusión, este elemento es un metaloide resistente que presenta tres formas alotrópicas en la formación de compuestos. Contiene altos niveles de toxicidad utilizados en la elaboración de venenos y pesticidas. Sin embargo, debe ser utilizado con precaución pues es peligroso para el ser humano.

Otros elementos de la tabla periódica: