Cloro

El Cloro es un gas halogenuro que existe en el ambiente a altas temperaturas y ostenta ser el segundo elemento más radiactivo de esta familia. Representa el 0,045% de la corteza terrestre y es capaz de mezclarse con materiales orgánicos y metales para formar varios compuestos. Además, se encuentra presente en tejidos de animales, plantas, agua y yacimientos de sal. Averigua todo sobre este elemento. 

¿Qué es el Cloro?

Es un elemento químico perteneciente a los halógenos o formadores de sales de la tabla periódica. Es un gas tóxico de número atómico 17, color amarillo verdoso y estructurado en moléculas diatómicas o dobles. Además, es 2 veces más denso que el aire y posee un desagradable olor.

Símbolo del Cloro  

Cl
Su nombre proviene del griego Chloros, cuyo significado es verde pálido, lo cual es una clara referencia al color del gas en condiciones normales de presión y temperatura. Esta tonalidad se observó cuando el químico Scheele hizo reaccionar el dióxido de manganeso con ácido clorhídrico. El resultado fue un gas verdoso muy sofocante. 

Características del Cloro

Este elemento químico es un gas tóxico de color verde amarillento, que no se encuentra en estado puro en la naturaleza, por su alta reactividad. Se encuentra formando compuestos como cloritos, cloratos, cloruro de sodio y hasta disuelto en el mar. Además, otras características de este elemento son: 

  • Estado: Gaseoso, pero pasa a estado líquido y se torna anaranjado.
  • Sabor y olor: Presenta un sabor amargo con un olor muy irritante.
  • Composición: Sus moléculas son diatómicas o dobles, muy activas en su núcleo.
  • Estructura: Es ortorrómbica o que forma anillos.
  • Solubilidad: Es soluble en agua.
  • Toxicidad: Muy alta, pues causa intoxicación si es ingerido o inhalado en grandes cantidades.
  • Reactividad: Se activa químicamente con otros elementos. También, puede ser violento y explosivo, como es el caso del Hidrógeno.

Propiedades químicas y físicas del Cloro 

  1. Número atómico: 17
  2. Período: 3
  3. Bloque: P
  4. Grupo: 17
  5. Radio covalente (Å): 99 pm
  6. Configuración electrónica: [Ne] 3 s² 3p4
  7. Masa atómica (g/mol):  34,453 u
  8. Densidad:  3,214 Kg/m3
  9. Punto de ebullición:  -34° C 
  10. Punto de fusión:  -102° C 
  11. Radio atómico:  79 pm
  12. Radio medio:  100 pm
  13. Electrones por capa: 2,7,8
  14. Electronegatividad: 3,16 
  15. Estado de oxidación: 1, 3, +5, 7
  16. Calor específico:  480 J / (K kg)
  17. Entalpía de vaporización: 10, 2 kJ /mol
  18. Primer potencial de ionización eV: 1251,2
  19. Conductividad térmica:  0,0089 Wm-¹K-¹

Origen del Cloro

El elemento fue descubierto por Carl Wilhelm Scheele en 1774 en su estado gaseoso y creyó que se trataba de un compuesto formado con oxígeno. El químico notó su capacidad asfixiante y que decoloraba los pigmentos vegetales. Después, el científico Claude Louis Berthollet confirmó las propiedades del Cloro como blanqueador de tejidos al ser disuelto en agua. 

Posteriormente, científicos como Leonard Alban y Mathieu Vallet lograron disolver el elemento en una solución potasa de agua para minimizar la emisión de gases tóxicos. Finalmente, en 1810 el químico Humphry Davy fue quien mostró que era un elemento químico por sus combinaciones y reacciones. Se sabe que el gas Cloro fue utilizado como arma tóxica en la Primera Guerra Mundial.

¿Para qué sirve el Cloro?

Se utiliza en el ámbito industrial para la desinfección y potabilización de las aguas de consumo humano con ácido hipocloroso. Además, otros usos son: 

  • Se usa en la fabricación de colorantes, textiles, papel, productos que provienen del petróleo, antisépticos, medicamentos e insecticidas. 
  • En cantidades industriales se emplea en la elaboración de productos sanitarios, desinfectantes, pastillas de Cloro y blanqueadores.
  • Compuestos como ácido clorhídrico y tetracloruro de carbono se utilizan para conseguir plásticos, refrigerantes y propulsores.
  • De este elemento se sintetiza la producción de PVC o policloruro de vinilo.

10 síntomas de intoxicación por Cloro

Es bien sabido que, este elemento es susceptible de causar quemaduras de leves a graves en la dermis, ojos y tracto respiratorio. La exposición del organismo a grandes concentraciones o por tiempo prolongado, causa edema pulmonar y debilita la función pulmonar hasta el punto de provocar bronquitis crónica. Otros síntomas de intoxicación son: 

  • Dilatación de las pupilas, sea muy grandes o pequeñas.
  • Frecuencia cardíaca alterada.
  • Dificultad respiratoria aguda.
  • Sequedad bucal o salivación constante.
  • Dolor estomacal con náuseas, vómitos y fuertes evacuaciones.
  • Hiperactividad o somnolencia.
  • Confusión.
  • Dificultad en el habla.
  • Ardor desagradable en la boca.
  • Inflamación en la garganta.

En resumen, este gas halógeno destaca por su reactividad química y capacidad de formar varios compuestos. Es ampliamente utilizado en el sector industrial por sus propiedades antisépticas. No obstante, debe ser usado con extremo cuidado porque afecta la salud al estar en contacto con el elemento de forma continuada.

Otros elementos de la tabla periódica: