Antimonio

El Antimonio abunda en el medio ambiente en forma de minerales y sulfuros, rara vez se encuentra en su estado natural. Es capaz de mantenerse en el aire unido a mínimas partículas durante varios días. Después, pasa al suelo para mezclarse con trazas de Hierro, Manganeso y Aluminio, razón por la cual es ampliamente empleado para aleaciones. Descubre más de este elemento en esta entrada.  

¿Qué es el Antimonio?

Es un metaloide signado con el número atómico 51 en la tabla periódica que presenta dos formas metálicas, una dura brillante plateada y otra no metálica en polvo color gris. Además, mantienen una temperatura estable en el aire seco y resiste los ataques de ácidos fuertes y álcalis. Se consigue como un subproducto de refinación mineral con cobre y plomo, útil en la imprenta y aleaciones. 

Símbolo del Antimonio 

Sb
El nombre proviene del latín stibium, expresión que se le daba a la sombra de ojos negra que las mujeres usaban en el antiguo Israel y Egipto. Posteriormente, adoptó la forma latina antimonium, cuyo significado está relacionado con el sombreado de ojos y cejas. 

Características del Antimonio

Es un sólido fundible, cristalino, quebradizo con una baja conductividad térmica, que se volatiliza en temperaturas bajas. Consta de propiedades químicas metálicas y no metálicas en función del compuesto que forme. Pese a su constitución sólida, es atacado fácilmente por halogenuros y oxidantes. Más características del Antimonio son: 

  • Estado: Sólido quebradizo y líquido.
  • Color: Blanco plateado brillante.
  • Sabor y olor: Amargo metálico, muy desagradable e inodoro. 
  • Alotropía: Presenta cuatro formas alotrópicas. Una forma metal estable blanco azulado. Dos más son de color amarillo y negros y la cuarta corresponde a una forma no metálica, muy inestable y explosiva.
  • Composición: Su núcleo está compuesto por 51 protones y electrones con 71 neutrones. 
  • Dureza: Posee una baja dureza de 3 en la escala de Mohs, lustroso y suave. 
  • Toxicidad: Baja, pero es muy tóxico al exponerse a grandes cantidades del elemento. 
  • Reactividad: Moderada, se mantiene estable en el aire a temperatura ambiente. No obstante, al calentarse reacciona con violencia ante el oxígeno. 
  • Estructura: Al enfriarse, forma cristales romboédricos organizados. 
  • Solubilidad: Poco soluble en agua.

Propiedades químicas y físicas del Antimonio   

  1. Número atómico: 51
  2. Período: 5
  3. Bloque: P
  4. Grupo: 15
  5. Estado de oxidación: +3, 5
  6. Radio covalente (Å): 138 pm
  7. Radio medio: 145 pm
  8. Punto de ebullición: 1587° C 
  9. Masa atómica (g/mol):  121, 760 u
  10. Electrones por capa: 2, 8, 18, 18, 5
  11. Primer potencial de ionización: (eV): 8,68
  12. Configuración electrónica: [Kr] 4d105s25p3
  13. Punto de fusión: 631 ° C 
  14. Radio atómico: 133 pm
  15. Densidad:  6697 Kg/m3
  16. Electronegatividad: 2,05
  17. Calor específico:   210 J / (K kg)
  18. Conductividad térmica:  24,3 W / (Km)

Origen del Antimonio

La historia del Antimonio crudo data de la antigüedad, cuando su principal compuesto la estibina era usada para fabricar una pasta negra que servía de maquillaje en Egipto, Babilonia e Israel. Además, era utilizado como ornamento en vasijas antiguas. Posteriormente, en el año 1565 el químico Basil Valentine lo descubre como elemento, al extraerlo de uno de sus compuestos naturales, donde pudo constatar sus propiedades. 

¿Para qué sirve el mineral Antimonio?

Se usa en la fabricación de detectores infrarrojos, diodos y dispositivos hall por sus propiedades semiconductoras. Dado que es un semi metal, se emplea en aleaciones de peltre, estaño y zinc, a fin de incrementar su resistencia. Más aplicaciones se describen seguidamente:

Aleaciones

El Antimonio tabla periódica se emplea en la aleación con Plomo para fabricar placas de baterías de coches. Además, las que se mezclan con Estaño se usan en soldaduras, detonantes de cartuchos y balas. También, son utilizadas en el recubrimiento de cables de alta tensión. 

Campo médico 

Los compuestos del elemento se usan en la producción de medicamentos anti protozoarios y eméticos o que incitan al vómito. Además, se utilizan como ingrediente en medicinas expectorantes y diaforéticas o que liberan toxinas. 

Retardante del fuego

El compuesto trióxido de Antimonio se mezcla con bromuros, cloruros y elementos halogenados para inhibir las llamas del fuego. Se usan en la elaboración de juguetes, aeronaves y butacas por seguridad.

Pigmentos 

Sus compuestos se emplean en la fabricación de pinturas y esmaltes. Se utilizan en la pigmentación de colores amarillos, anaranjados y bermellón, que resultan de la lenta oxidación de los sulfuros del elemento. También, se usa en el sector textil como colorante.

Daños que causa el Antimonio

Dicho elemento se encuentra en bajas dosis no tóxicas en ciertos alimentos, así como en el aire y agua. No obstante, exponerse a elevados niveles de Antimonio provoca irritación ocular, pulmonar, trastornos cardíacos, diarrea, dolores, úlceras estomacales, cefalea y cambios de humor. 

En resumen, este elemento es un metaloide que consta de cuatro formas alotrópicas, con propiedades metálicas y no metálicas. Dada su estabilidad a temperatura ambiente, se usa como semiconductor y en aleaciones de otros metales.

Otros elementos de la tabla periódica: