Óxido de Litio

El Óxido de Litio tiene una consistencia sólida que presenta una tonalidad blanca conocida como lithia. Su sabor es salado y es inodoro. Este compuesto se forma al reaccionar con el oxígeno y actualmente sus usos se han extendido en el sector químico e industrial, con numerosas aplicaciones. A continuación, conoce en esta entrada qué es, usos y efectos.

¿Qué es el Óxido de Litio?

Es un compuesto inorgánico de tipo químico que se forma con 2 átomos de Litio (Li) y 1 átomo de Oxígeno (O). La fórmula del Óxido de Litio es Li2O y se forma cuando el Litio se quema con el aire, siendo de color blanco, sin olor y consta de un característico sabor salado. Además, su estructura cristalina es tridimensional, similar a la antifluorita  o forma típica de los compuestos que tienen iones ubicados en la misma posición cúbica centrada en las caras.

Principales usos

Este compuesto químico se emplea como fundidor de esmaltes cerámicos y forma cristales azules al unirse con cobre. Además, reacciona con vapor y agua, formando hidróxido de Litio, siendo necesario aislarlo de estos. También, el Li2O dispone de un buen potencial de tritio, razón por la cual se utiliza en la elaboración de plantas de energía de fusión DT.

El Óxido de Litio también sirve para:

  • Se utiliza en la elaboración de vidrios.
  • Es empleado en la fabricación de baterías de iones de Litio.
  • Se usa como absorbente del gas Dióxido de Carbono.
  • Se emplea para reducir la temperatura a 1% de otros compuestos, gracias a su alcalinidad.

Tipo de enlace del óxido de litio

Este compuesto dispone de un enlace iónico, el tipo de enlace que se forma entre un elemento metal y no metal, como lo son el Litio y Oxígeno. Esto es gracias a que los elementos metales poseen una energía de ionización menor, reaccionando con facilidad con los no metales, cargados de alta electronegatividad y afinidad electrónica. Entonces, el enlace se forma porque el metal pierde electrones y el no metal los gana con facilidad.

Efectos del Óxido de Litio

Si bien es cierto que el Óxido de Litio es una sustancia estable, no es compatible con agua y ácidos fuertes. Es un compuesto tóxico, que puede afectar gravemente el sistema nervioso si se ingiere accidentalmente.

Además, es muy corrosivo, dañando la piel y ojos si entran en contacto. Por tal razón, en caso de haber inhalación, la persona expuesta debe descansar en una zona bien ventilada, si inhaló mucho, debe ir rápidamente a urgencias médicas.

También, si el químico tiene contacto con la ropa, debes retirarla rápido y lavar con abundante agua fría. Limpia en profundidad todas las zonas expuestas, sin emplear jabón. Si notas que la irritación continua, busca atención médica de inmediato.

En resumen, los compuestos a base de Litio son altamente apreciados en distintos ámbitos de la ciencia. Gracias a que es un metal alcalino, se une al Oxígeno, formando un compuesto estable, que debe ser utilizado con cuidado por su elevada toxicidad.